Translate

viernes, 19 de septiembre de 2014

Tiramisú de brownie a la vainilla

Hola muy buenas tardes a todos!!! Regreso con una propuesta saludable y apta para diabéticos. Os presento una receta elaborada con stevia que le da un gran sabor natural además de resultar más saludable. Este Tiramisú con base de brownie en el que se sustituye el azúcar por Truvía, lleva una crema de mascarpone a la vainilla y amaretto que os deleitará. 

Con esta receta participo en el I Concurso "Cocina con Truvía" con el objetivo de difundir recetas elaboradas con stevia. Me haría mucha ilusión que me diérais vuestro apoyo como "la mejor receta Truvía" con vuestro voto en el facebook de esta empresa, además de hacerse fan de la página. Entre todos los participantes se sorteará un lote de productos. El concurso termina el 30 de septiembre, ¿Cuento contigo? podéis votar aquí

Tiramisú de brownie a la vainilla 


Esta receta está elaborada con Truvía, un endulzante natural basado en la hoja de la stevia, con una textura muy parecida al azúcar, apta para diabéticos. ¡Disfruta de esta versión del postre italiano a base de chocolate y vainilla!


Ingredientes:

Para el brownie:
- 110 gramos de chocolate fondant mínimo 52% cacao
- 2 huevos
- 3 cucharaditas de Truvía
- 1 cucharadita de vainilla en pasta
- 110 gramos de mantequilla o margarina
- 70 gramos de almendra molida
- 35 gramos de harina

Para la crema de mascarpone:
- 3 huevos
- 4 cucharaditas de truvía
- 50 gramos de chocolate fondant mínimo 52% cacao
- 20 ml. de leche tibia
- 1 cucharada de vainilla en pasta
- 250 gramos de mascarpone o queso crema
- 1 chorrito de amaretto
- virutas de chocolate para decorar

Preparación:

En primer lugar comenzamos con el brownie. Comenzamos disolviendo el chocolate junto con la mantequilla al baño maría o en el microondas.


Batimos las cucharaditas de Truvía con los huevos hasta que espumee y agregamos la vainilla en pasta.

A continuación, añadimos la harina tamizada, batimos bien y luego vertemos la almendra molida. Agregamos la mezcla de chocolate y batimos hasta conseguir textura uniforme.


Vertemos en un recipiente rectangular engrasado para obtener una plantilla de bizcocho fina. Horneamos a 180 grados unos 15 minutos o hasta que el palillo salga limpio.  Dejamos enfriar.


Para la crema de mascarpone separamos las claras de las yemas. Montamos las claras con dos cucharaditas de Truvía y reservamos cuando estén a punto de nieve. Por otra parte batimos las yemas junto a otras dos cucharaditas de Truvía y vamos agregando el queso poco a poco junto al licor de amaretto.


Una vez montada esta crema, la integramos con las claras a punto de nieve, con suaves movimientos envolventes hasta que quede una crema homogénea.
Derretimos el chocolate negro al que añadiremos la leche tibia. Removemos bien y comenzamos a empapar el bizcochito tipo brownie (en mi caso cortado en círculos con cortador).


Vamos colocando en un recipiente o copa al que iremos alternando junto a la crema de mascarpone. Finalizamos decorando con unas virutas de chocolate. Dejamos reposar en la nevera un mínimo de 3 horas y...¡listo para degustar!



Espero que os haya gustado esta propuesta apta para todos los paladares. Vuelvo pronto con más recetitas! No olvidéis dar vuestro voto en este enlace! Un saludo muy dulce a todos!!!

martes, 2 de septiembre de 2014

Cherry & Chocolate sponge cake

Hola muy buenas tardes a todos!!! 
En esta ocasión inauguramos septiembre con una propuesta para aquellos a quienes les encanten las cerezas y...el chocolate! Si eres de aquellas personas que dejan la guinda que corona una porción de tarta para el final, éste es tu pastel. 
Esta tarta de chocolate y cerezas es una versión del Cherry cake de Mary Berry, una muy reconocida escritora y columnista que ha publicado más de 60 libros de recetas en Reino Unido.
En mi caso aporto cacao en polvo a la masa así como una cobertura, obteniendo como resultado un esponjoso pastel de chocolate al estilo Victoria sponge con cerezas confitadas que hará las delicias de los más golosos. Encontrarte las cerezas mientras disfrutas de tu porción no tiene comparación terrenal!!!
Pasemos a la receta!

Cherry & Chocolate sponge cake


Ingredientes:
- 175 gramos de harina de trigo
- 1 cucharada de levadura química
- 3 huevos
- 175 gramos de azúcar
- 1 cucharada de esencia o extracto de vainilla
- 175 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
- 2 cucharadas de leche
- 30 gramos de cacao en polvo
- 50 gramos de almendra molida o harina de almendra
- 100 gramos de cerezas glaseadas o en almíbar

Para decorar:
-150 gramos de chocolate de cobertura
-100 ml. de nata
- 1 cucharadita de Golden Syrup
- Varias cerezas
- Almendras laminadas
- Icing elaborado con 3 cucharadas de azúcar glass y una cucharada de agua

Preparación:


En primer lugar disponemos los ingredientes y comenzamos batiendo la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar hasta que espumee.


Le agregamos los huevos uno a uno sin dejar de batir y la cucharada de vainilla.


Preparamos los ingredientes secos excepto la harina de almendra y tamizamos. Añadimos esta mezcla poco a poco. 


Una vez incorporada a la masa, agregamos la harina de almendra y continuamos batiendo hasta que esté bien integrado.


Ahora es le turno de las cerezas. Si son glaseadas las secamos con una servilleta o paño y si son en almíbar escurrimos y secamos. Las partimos en 4 trocitos cada una para que no se nos queden en el fondo del pastel y las espolvoreamos con cacao en polvo.


Tamizamos y agregamos a nuestra masa, vertemos en un molde previamente engrasado y horneamos a 170 grados unos 30 minutos. Prohibido abrir la puerta del horno!


Dejamos enfriar y preparamos la cobertura calentando la nata hasta que comience a hervir y vertiéndola sobre el chocolate troceado en un cuenco. Agregamos cucharada golden syrup o miel de caña. Vertemos sobre nuestro pastel.


Decoramos con cerezas, láminas de almendra y el glaseado. Éste lo elaboré mezclando 3 cucharadas de azúcar glass y 1 de agua. Podéis añadir más azúcar o agua en función de lo espeso o líquido que lo queráis.

Dejamos reposar y en un ratito tendréis listo un pastel de chocolate y cerezas que gustará a todos en casa. ^^
Espero que os haya gustado la receta y que os animéis a probarla en casa. Vuelvo pronto con más recetitas. Un saludo muy dulce a todos!!!


martes, 12 de agosto de 2014

Cheesecake Kinder Bueno

Hola muy buenas tardes! Vuelvo en esta ocasión con un postre que deleitará a cuaquier goloso. Si os gusta el Kinder Bueno, las tradicionales barritas de avellanas y barquillo de Ferrero, ésta es vuestra tarta. Un cheesecake o tarta de queso que tiene como ingrediente principal estas famosas y deliciosas barritas. 
De pequeña me encantaban y siempre esperaba a tomarlas en un momento especial...cuando conseguía buenas notas, compartiendo con un buen amigo/a, celebrando algún cumpleaños... Ya hacía tiempo que no las probaba y el otro día decidí que era el ingrediente perfecto para añadir a un #postreideal para estas fechas. Que la disfrutéis! Pasemos a la receta!

Cheesecake Kinder Bueno


Ingredientes:
Para la base de galletas:
- 200 gramos de galletas tipo maría o digestive
- 100 gramos de mantequilla derretida
 Para el relleno: 
- 500 gramos de queso crema tipo Philadelphia o mascarpone
- 240 ml. de nata para montar
- 80 gamos de azúcar glass
- 8 barritas de Kinder Bueno
- 50 gramos de crema de avellanas tipo Nutella
- 3 hojas de gelatina
- 4 cucharadas de nata para montar
Para la cobertura y decorado:
-100 gramos de chocolate de cobertura de buena calidad
- 1 tableta de chocolate con leche gruesa y un pelador para hacer virutas
- 1 barrita de Kinder Bueno

Preparación:

En primer lugar disponemos los ingredientes.


Comenzamos elaborando la base del pastel. Para ello, derretimos en el microondas la mantequilla y trituramos las galletas. Mezclamos en un recipiente y extendemos en un molde de 22 cm. hasta que quede uniforme.

A continuación troceamos las barritas de kinder bueno (cuidado! que no se pierda algún trozo por ahí jeje). Y las ponemos a disolver al baño maría. Cuando empiecen a tomar temperatura las vamos triturando con ayuda de una cuchara o similar. Debe quedar hecho una pasta. 


Continuamos con la base para el relleno que consiste en batir el queso crema con el azúcar glass. Montamos la nata (240 gramos) y reservamos. 
Ponemos en un cuenco las láminas de gelatina con agua fría, las dejaremos unos 10 minutos.


El siguiente paso es batir la crema de avellanas junto al queso y el azúcar hasta que esté bien integrado.

Una vez transcurridos los 10 minutos,  calentamos las 4 cucharadas de nata restantes sin que llegue a hervir y escurrimos y disolvemos la gelatina en ella. Removemos bien.



Agregamos con movimientos envolventes la nata montada a nuestra base y, a continuación, la pasta de kinder bueno ya atemperada.


Por último, agregamos la gelatina disuelta en nata que añadiremos con suaves movimientos. Nada de prisas! Ya sólo nos queda verterlo en el molde y refrigerar un mínimo de 4 a 6 horas.


Para la cobertura disolvemos al baño maría el chocolate de cobertura y vertemos sobre la tarta para que queda una capa muy fina. En mi caso utilicé un cacao del 72%. Resultaba un buen contraste amargo-suave en el resultado final del postre. ñammm


Dejamos solidificar mientras preparamos nuestras virutas y espirales de chocolate que obtendremos de una tableta gruesa y un pelador. Quedan geniales!!! Reservamos una barrita de kinder bueno para decorar y...de vuelta a la nevera! En unas horas será el #postreideal de vuestra familia, pareja, amigos...
Advertencia: crea adicción jeje.


Espero que os haya gustado la receta y que os animéis a elaborarla. Consta de varios pasos pero os aseguro que merece la pena, ya que cheesecakes tan deliciosas como ésta no podéis encontrar en cualquier tienda. Vuelvo pronto con más recetitas!!! Que sigáis disfrutando del verano!!!


lunes, 28 de julio de 2014

Bocaditos Sacher-nuez

Muy buenas tardes a todos. Vuelvo con una receta muy especial. Desde Fresas con Chocolate ya se versionó hace un tiempo la receta sobre la vienesa tarta Sacher, una de mis favoritas sin duda. En esta ocasión, os traigo una nueva idea con un cambio en su base. Sustituimos las almendras por nueces de california y la mermelada de albaricoque por la de fresa. ¿Sorprendidos? El resultado es una combinación deliciosa en pequeños bocados con una suave cobertura de chocolate, jugoso pastel y relleno de fresa que causará más de un suspiro entre vuestros comensales. ¡Pasemos a la receta!

 Bocaditos Sacher-nuez


Ingredientes: Para el pastel. molde cuadrado 21x21 cm.
- 150 gramos de chocolate de cobertura
- 150 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
- 150 gramos de azúcar
- 65 gramos de harina
- 65 gramos de Nueces de California* molidas
- 1 cucharadita de levadura química
- 5 huevos
-  una pizca de sal
- una cucharadita de pasta de vainilla

Para el relleno:
-Mermelada de fresa o al gusto

Para la cobertura:
- 150 gramos de chocolate de cobertura
- 100 gramos de nata para montar
 
Para decorar:
 - 40 gramos de nueces en mitades

* En esta receta agradecemos la colaboración de Nueces de California


Preparación:


En primer lugar disponemos los ingredientes y vamos separando las claras de las yemas en diferentes recipientes. Montamos las claras a punto de nieve y reservamos. Disolvemos el chocolate al baño maría con un poco de mantequilla.


Trituramos las nueces con un molinillo o picadora y le damos un golpe de horno. Unos 5 minutos a 170º. ¡Tened cuidado que no se doren demasiado!


Comenzamos a hacer la mezcla para el pastel batiendo en primer lugar el azúcar con la mantequilla a punto pomada. Agregamos la cucharadita de vainilla. A continuación vamos añadiendo las yemas una a una sin dejar de batir y la pizca de sal.


Posteriormente, vertemos el chocolate fundido al baño maría y añadimos poco a poco la harina y levadura previamente tamizadas.


Continuamos agregando las nueces molidas. Batimos bien hasta que esté todo bien integrado. Por último añadimos las claras a punto de nieve con movimientos envolventes. Vertemos nuestra mezcla de sacher-nuez en un molde previamente engrasado con mantequilla y harina y horneamos entre 30-40 minutos a 180º. Comprobamos hasta que el palillo salga limpio. No lo dejéis más tiempo para que no pierda jugosidad.


Dejamos enfriar en una rejilla y luego nos disponemos a cortar, rellenar y a montar las minitartitas. En mi caso he utilizado mermelada de fresa pero podéis utilizar la clásica de albaricoque o la que prefiráis.

Para la cobertura calentamos la nata al fuego y cuando esté a punto de hervir, vertemos sobre el chocolate troceado en un cuenco. Templamos y... ¡Listo para cubrir nuestros bocaditos!


Dejamos que solidifiquen y ya están preparados para deleitar a los paladares más exigentes.


Espero que os haya gustado la receta y que os animéis a probarla. Vuelvo pronto con más recetas!!! Un saludo y feliz verano!