Translate

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Polvorones de mantequilla y canela

Hola muy buenas tardes a todos!!! Regresamos con una receta muy navideña como no podía ser de otra manera! Aquí en Edimburgo donde estamos en estos momentos es un tanto difícil, por no decir imposible, conseguir un polvorón.
El año pasado intentamos hacer unos con lard, que es lo más parecido a la manteca de cerdo que venden por aquí y nada que ver con el sabor tradicional. Es muy intenso y no nos convenció. Así que recurrimos a probar con nuestra compañera de penurias como es la mantequilla. Sabemos que el sabor no es el original, pero el resultado es excelente. El aroma es puro a polvorón y la textura es muy parecida. Recuerda a las tortas de polvorón con azúcar glass que se venden en mi tierra. ¡Una delicia! Si queréis probar algo diferente, no os defraudará. Nos está alegrando estas tardes de frío en la que ya ha comenzado a nevar. Me he basado en una receta de Directo al Paladar.

Polvorones de mantequilla y canela


Ingredientes:
- 250 gramos de harina de trigo
- 190 gramos de mantequilla a punto pomada
- 50 gramos de almendra molida
- 3 gramos de bicarbonato
- 160 gramos de azúcar glass + una pizca para decorar
- 1 cucharadita de canela
- 1 cucharadita de ajónjoli

Preparación: En primer lugar disponemos los ingredientes.


En primer lugar, precalentamos el horno a 160 grados y tostamos en una bandeja de horno la harina, hasta que esté un poco doradita. Hacemos lo mismo con la almendra. Dejamos enfriar.


Por otra parte mezclamos la mantequilla con el azúcar glass


A continuación, agregamos la harina poco a poco. Haremos lo mismo con la almendra. Agregamos el bicarbonato.


Por último, añadimos la cucharadita de canela


Amasamos hasta hacer una bola. Al no emplear manteca de cerdo, nos quedará una textura más arenosa, pero os aseguro que adoraréis el aroma que desprende. Me lo habría comido antes de hornear!  Dejamos reposar unos minutos.


Haremos unas bolitas con las manos que después aplastaremos hasta darle la forma adecuada. Espolvoreamos con ajónjoli. Disponemos en una bandeja de horno con papel parafinado.  Horneamos a 160 grados unos 20 minutos. Retiramos cuando veamos que están dorados. El aroma a polvorón os avisará no os preocupéis!


Dejamos enfriar y espolvoreamos algunos con azúcar glass.


...Y ya están listos para desgustar. Es una propuesta diferente pero deliciosa! Os aseguro que si los hacéis en casa repetiréis! Quizás me ponga esta tarde de nuevo ya que han volado! jeje. Os deseo unas Felices Fiestas y espero volver pronto con más recetitas navideñas! Un saludo muy dulce y navideño a todos!!!


lunes, 17 de noviembre de 2014

Cookies con fresas y chocolate blanco

Hola muy buenos días a todos!!!
Regresamos bien entrado el otoño con una receta sencilla y con un toque gourmet para los más sibaritas. ¿Os imagináis añadirle frutas como la fresa a la masa de galletas? Con la técnica de liofilización se congela el producto y se deshidrata en frío obteniendo la fruta en una textura que podemos conservar más tiempo y utilizar en elaboraciones fuera de temporada. Este tipo de técnicas son las que emplea Ingredíssimo. Ellos ofrecen una gama de novedosos ingredientes para poder cocinar en casa de forma sencilla, rápida y creativa. Podemos utilizar estos productos como topping, complemento o decoración en nuestros platos.
En este caso os propongo unas galletas de masa cookie americana con chocolate blanco, almendras laminadas y fresas liofilizadas. Apto para los paladares más exigentes. Os animáis a probarlas? Vamos con la receta!

Cookies con fresas y chocolate blanco


Ingredientes:
- 200 gramos de harina de fuerza
- 125 gramos de mantequilla en punto pomada
- 125 gramos de azúcar moreno
- 1 pizca de sal
- 1 huevo
- 100 gramos de chocolate blanco de cobertura troceado al gusto
- 60 gramos de almendras laminadas o el fruto seco que prefiráis
- 1 bolsita de Fresa Smooth de Ingredíssimo

Preparación: En primer lugar disponemos los ingredientes.


Comenzamos precalentando el horno a 180 grados. En un bol, mezclamos la mantequilla en punto pomada con el azúcar moreno. 


Mientras vamos mezclando le agregamos el huevo.


A continuación, tamizamos la harina y la vamos agregando poco a poco a la masa y no olvidamos darle el toque de sal.


Una vez que la masa está homogénea, troceamos el chocolate blanco y añadimos al igual que las almendras laminadas y la fresa smooth. Mezclamos y vamos formando las galletas en un papel sulfurizado sobre la bandeja de horno. Hacemos unos montoncitos de 4-5 cm. Podéis ayudaros con un cortador circular.


Horneamos unos 10-12 minutos a 180 grados. Sacamos cuando estén doradas. Dejamos enfriar y...listas para degustar. Como os descuidéis vuelan!


Espero que os haya gustado la receta. Es un manera de comer fruta en elaboraciones como las galletas y da un toque muy original y característico. Vuelvo pronto con más recetitas! Un saludo muy dulce! ;)


domingo, 2 de noviembre de 2014

Pan de muerto mexicano

Hola muy buenos días a todos. Volvemos en un día en el que recordamos a nuestros seres queridos: El día de todos los Difuntos.
En mi caso, he querido inaugurar este día con una tradición que me encantaría hacerla propia. Es el d
Día de los Muertos mexicano en el que se realizan altares en honor a los difuntos con fotografías de la persona extrañada, comida y bebida favorita, sal para purificar el alma, velas, flores y demás cosas entre las que se incluye el pan. Es una de las ofrendas que se presentan en este día tan señalado en la cultura mexicana. El pan de muerto es una elaboración que simboliza este día. La textura es parecida al bollito de leche y al llevar agua de azahar esta receta, nos recuerda el sabor al roscón de reyes. Se suele espolvorear con azúcar o ajonjolí. Está delicioso y es una buena oportunidad para probar cosas nuevas y apreciar otras maneras de conmemorar este 2 de noviembre. Vamos a la receta!

Pan de muerto mexicano


Ingredientes: Para 3 panes medianos
- 500 gramos de harina de fuerza
- 95 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
- 15 gramos de levadura fresca o 5 gramos levadura seca instantánea
- 4 gramos de sal
- 130 gramos de azúcar
- 2 huevos y 1 yema
- 120 gramos de leche tibia
- la ralladura de una naranja
- un chorrito de agua de azahar
- 1 clara batida y azúcar para pintar y decorar

 Preparación: En primer lugar disponemos los ingredientes.


Comenzamos añadiendo en un bol todos los ingredientes excepto la mantequilla. Si vuestra levadura es fresca la disolvéis en un poco de la leche tibia que utilizaremos. Si es instantánea agregáis y listo. Amasamos con el gancho o a mano- En mi caso con las varillas de amasar de mi aparatillo.


Una vez que estén mezclados los ingredientes añadimos la mantequilla y continuamos amasando


El aspecto es pegajoso, pero seguís amasando hasta que logre una textura suave y brillante. Boleamos y dejamos levar en un recipiente engrasado y tapado 1 hora a temperatura ambiente. A continuación dejamos el bol en la nevera toda la noche para que repose.


Una vez levada la sacamos de la nevera y dejamos que coja temperatura ambiente unos 45 minutos. Dividimos en cuatro partes iguales. Boleamos 3 bollitos y la última porción la destinamos a la decoración.

Esa porción la dividiremos en 3 partes y cada parte en 3 de nuevo: 1 para la calavera y 2 para los huesitos

Los huesitos podéis hacerlos haciendo el típico canutillo o churro presionando con los tres dedos que véis en la foto a la vez que lo giráis. La calavera se simboliza con una bolita.


Decoramos y dejamos levar unos 20-30 minutos. Yo lo hice mientras precalentaba el horno.


Pintamos con la clara batida que nos sobró de la masa y espolvoreamos con azúcar. Horneamos a 190 grados durante 15 minutos. Luego bajamos a 180 y dejamos 5 minutos más.


Espero que os haya gustado esta receta. Es algo distinto a lo que estamos acostumbrados en estas fechas pero es un gusto acercarnos a culturas tan interesantes como la mexicana. Un saludo muy dulce a todos!! Vuelvo pronto con más recetitas!






viernes, 19 de septiembre de 2014

Tiramisú de brownie a la vainilla

Hola muy buenas tardes a todos!!! Regreso con una propuesta saludable y apta para diabéticos. Os presento una receta elaborada con stevia que le da un gran sabor natural además de resultar más saludable. Este Tiramisú con base de brownie en el que se sustituye el azúcar por Truvía, lleva una crema de mascarpone a la vainilla y amaretto que os deleitará. 

Con esta receta participo en el I Concurso "Cocina con Truvía" con el objetivo de difundir recetas elaboradas con stevia. Me haría mucha ilusión que me diérais vuestro apoyo como "la mejor receta Truvía" con vuestro voto en el facebook de esta empresa, además de hacerse fan de la página. Entre todos los participantes se sorteará un lote de productos. El concurso termina el 30 de septiembre, ¿Cuento contigo? podéis votar aquí

Tiramisú de brownie a la vainilla 


Esta receta está elaborada con Truvía, un endulzante natural basado en la hoja de la stevia, con una textura muy parecida al azúcar, apta para diabéticos. ¡Disfruta de esta versión del postre italiano a base de chocolate y vainilla!


Ingredientes:

Para el brownie:
- 110 gramos de chocolate fondant mínimo 52% cacao
- 2 huevos
- 3 cucharaditas de Truvía
- 1 cucharadita de vainilla en pasta
- 110 gramos de mantequilla o margarina
- 70 gramos de almendra molida
- 35 gramos de harina

Para la crema de mascarpone:
- 3 huevos
- 4 cucharaditas de truvía
- 50 gramos de chocolate fondant mínimo 52% cacao
- 20 ml. de leche tibia
- 1 cucharada de vainilla en pasta
- 250 gramos de mascarpone o queso crema
- 1 chorrito de amaretto
- virutas de chocolate para decorar

Preparación:

En primer lugar comenzamos con el brownie. Comenzamos disolviendo el chocolate junto con la mantequilla al baño maría o en el microondas.


Batimos las cucharaditas de Truvía con los huevos hasta que espumee y agregamos la vainilla en pasta.

A continuación, añadimos la harina tamizada, batimos bien y luego vertemos la almendra molida. Agregamos la mezcla de chocolate y batimos hasta conseguir textura uniforme.


Vertemos en un recipiente rectangular engrasado para obtener una plantilla de bizcocho fina. Horneamos a 180 grados unos 15 minutos o hasta que el palillo salga limpio.  Dejamos enfriar.


Para la crema de mascarpone separamos las claras de las yemas. Montamos las claras con dos cucharaditas de Truvía y reservamos cuando estén a punto de nieve. Por otra parte batimos las yemas junto a otras dos cucharaditas de Truvía y vamos agregando el queso poco a poco junto al licor de amaretto.


Una vez montada esta crema, la integramos con las claras a punto de nieve, con suaves movimientos envolventes hasta que quede una crema homogénea.
Derretimos el chocolate negro al que añadiremos la leche tibia. Removemos bien y comenzamos a empapar el bizcochito tipo brownie (en mi caso cortado en círculos con cortador).


Vamos colocando en un recipiente o copa al que iremos alternando junto a la crema de mascarpone. Finalizamos decorando con unas virutas de chocolate. Dejamos reposar en la nevera un mínimo de 3 horas y...¡listo para degustar!



Espero que os haya gustado esta propuesta apta para todos los paladares. Vuelvo pronto con más recetitas! No olvidéis dar vuestro voto en este enlace! Un saludo muy dulce a todos!!!